Corazón de caramelo



Aunque resulte increíble el recuerdo sigue fresco en mi mente: el patio del colegio, la tierra húmeda y fría en mis manos.

Tú acercándote con tu pelo rojizo y enredado como un loco atardecer de verano. Decidida, resuelta, sonriéndome con esa cara de pilla que me trastorna.

Yo estaba haciendo una enorme fortaleza de barro considerando si echar más agua para encharcar el foso.

Tú con tu piruleta tenías la cara manchada y las manos pegajosas. Te sentaste a mi lado, embarrando tu bata rosa. Me observabas callada, expectante... 

Y de repente sucedió: me robaste ese beso que me supo a caramelo de cereza. Y te fuiste corriendo, dejándome solo y confundido. 

Lo que no sabes es que con el beso te llevaste también un trocito de mi alma convirtiéndome así en un ser incompleto que desde entonces anhela en secreto recuperarlo y reconstruirla.


Taller de literatura de Pepe de Uña - Tema "Mi primer beso" (relato de tono erótico)

Comentarios